Valenzuela, un coqueto municipio de la campiña cordobesa, guarda entre sus tradiciones una de las más bellas estampas de la primavera cordobesa: la celebración del Corpus Christi. El Ayuntamiento de Valenzuela sabía del atractivo de una fiesta singular, en la que se vuelva toda la población, pero necesitaba darla a conocer para promocionar este coqueto rincón como destino turístico.

En un fin de semana grabado en HD nos adentramos en el interior de la fiesta. Por la noche, vimos cómo se pintan las calles; al amanecer, el caserío blanco, típico andaluz, se proyectaba en colores. Al caer la tarde, el dron seguía dándonos imágenes maravillosas de un fervor que explotaba en cada una de las calles.